Intereses políticos y empresariales, amenazan las conquistas sociales en materia de derecho a la información y a la libertad de expresión